¿POR QUÉ NOS GUSTA VIAJAR?

La adicción a viajar se ha incrementado los últimos años.

Es muy frecuente escuchar a las personas contar que durante la planificación de un viaje se atraviesan varias etapas, empiezan a sentir esas mariposas en el estomago, mientras se revisan las fechas disponibles o los precios; y para muchos (como es mi caso), la emoción de cada viaje no deja dormir.

Estoy segura que viajar nos protege de uno de los narcóticos más dañinos de la vida: la rutina. Porque acentúa nuestra curiosidad y sofoca nuestra conformidad. Porque nos enseña a adaptarnos muy rápido a los cambios, y eso en la vida es mucho más útil que cualquier título universitario.

Algunos dicen que la experiencia marca la diferencia, que el ensayo y el error funcionan para hacernos mas diestros en el arte de aprender a vivir, y estoy completamente de acuerdo.

Mis herramientas de trabajo:

Sin ellas mi trabajo no sería igual, son las verdaderas protagonistas de este hermoso oficio. Si te interesa alguna, sólo da un click sobre la imagen y te llevará directo a los detalles.